Bizkaiko Foru Aldundia | Diputación Foral de Bizkaia

Emprendimiento femenino de la mano de Leticia Alonso de Euskooters por el Día Internacional de la Mujer Emprendedora

Como todos los años, celebramos el emprendimiento, pero un día tan especial como el del sábado, celebramos, damos visibilidad y apoyamos el emprendimiento femenino.

El 19 de noviembre es un día especial para toda nuestra red de emprendedoras y promotoras, mujeres valientes que luchan por seguir construyendo sus proyectos día a día. Esta semana nos hemos acercado a ellas, haciéndoles partícipes en este nuevo post, para que den respuesta a cuatro retos que les hemos planteado. en este caso, Leticia de Euskooters nos responde.

Lee el post completo aquí.

Leticia Alonso, socia promotora de Euskooters

Leticia es Licenciada en Derecho Económico por la Universidad de Deusto y especializada en Asesoría Jurídica de Empresas por IE Business School, con experiencia en asesoramiento mercantil a emprendedores, startups y organizaciones de índole tecnológica del ámbito público y privado.

Euskooters es un servicio de movilidad sostenible basado en el alquiler compartido de patinetes eléctricos vía app, orientado al turismo. El software contiene una guía virtual con lugares de interés y un cómo llegar a cada uno de ellos por las vías más amables, lo cual, además de concienciar al usuario, contribuye a ofrecer un servicio ordenado.

Reto 1: ¿Cuáles han sido las principales barreras que te has encontrado a la hora de poner en marcha tu proyecto?

En nuestro caso, barreras normativas, visión tradicional en el sector de la movilidad con respecto a este tipo de servicios, ritmos diferentes en potenciales clientes y colaboradores del sector público por las limitaciones obvias que existen, obstáculos a la hora de crear el software por disparidad de criterios y problemas con proveedores… Muchas. Creo que esto ocurre, en menor o mayor medida, en todos los casos de emprendimiento. De todas formas, en Bizkaia se apoya, cada vez más, la creación de proyectos y su consolidación, y de eso no era consciente cuando empezamos con Euskooters. Ha sido una grata sorpresa y un punto de apoyo esencial para seguir adelante.

Ser mujer no ha sido un obstáculo. Cierto es que en muchas ocasiones detectas que hay más costumbre de tratar con hombres emprendedores que con mujeres, es algo que sigue sorprendiendo. Hasta hace poco se ha normalizado que sean ellos los que sí puedan llevar a cabo varios proyectos a la vez y compaginar diferentes retos o caminos en su vida profesional -y, a su vez, compaginarlos con la personal- sin problema, pero que en nosotras vean más limitaciones. Esta visión, cada vez a mayor ritmo, afortunadamente está cambiando.

Reto 2: ¿Cómo te ha afectado a nivel laboral y social ser una mujer emprendedora? ¿Qué te ha motivado a seguir adelante?

A nivel laboral, sin duda se considera como un valor añadido. Las habilidades y conocimientos que adquieres emprendiendo no las adoptas de ninguna otra manera. Socialmente, considero que no se toman tu vida profesional totalmente en serio, es como que tu proyecto es algo aparte, paralelo a lo que has hecho hasta ahora y a lo que puedes hacer en tu vida profesional. No tiene valor por sí mismo. Cuando hablas a tu entorno sobre el servicio que estamos construyendo, los avances, los retrocesos, -ya que siempre preguntan, pues curiosamente ven a tu startup mucho más interesante que otros puestos en los que hayas podido estar por cuenta ajena, por los cuales no existía el mismo interés siempre acaba saliendo a relucir la idea de: “bueno, ya volverás a tomar las riendas de tu carrera” o “ya volverás a lo tuyo”, cuando, en realidad, estás asumiendo unas responsabilidades y un liderazgo que en otros entornos laborales es imposible de experimentar: estás tomando las riendas de la creación y desarrollo de un proyecto (asumiendo no solo lo relativo a tu área profesional -es decir, a lo que has estudiado, porque la visión suele ser así de simple- sino de muchos más), convirtiéndolo, en nuestro caso, en un valor añadido para la sociedad y, en un futuro -en ello estamos trabajando- en un equipo más grande que va a esforzarse por ser parte del cambio en el ámbito de la movilidad y el turismo. Pues, aun así, parece que no es suficiente. Sin embargo, el tener claro estos objetivos y la evolución que se ve en el día a día y la repercusión y apoyo que va teniendo el proyecto, así como el hecho de conocer a más emprendedores y profesionales que tienen tu misma visión, es lo que te anima a seguir adelante.

Reto 3: ¿Has contado con referentes o una persona aspiracional que te haya empujado a este camino? ¿Crees que en el mundo de los negocios actual hay suficientes referentes femeninos?

Podría decir que a mi abuelo, que ha emprendido en muchos ámbitos en su vida en una época nada fácil y ha sacado con éxito a su familia adelante junto a mi abuela -que tenía el mismo espíritu emprendedor, o más, pero en aquellos tiempos todo era mucho más complicado para las mujeres en la sociedad-. Era muy inquieto y siempre con ganas de hacer más y más cosas, diferentes, sin acomodarse y hasta el final. En cuanto a la segunda cuestión, rotundamente no. La mayoría son hombres, no hay más que ver que las grandes corporaciones y startups que han alcanzado el éxito (salvo alguna excepción) están lideradas por ellos. Es un aspecto que está cambiando, pero no se puede decir que esto sea noticia a día de hoy, ya que estamos muy lejos de la paridad. Creo que tiene que cambiar la forma de orientar profesionalmente, en el colegio y en casa, para poder dar la vuelta a esto. No obstante, estoy convencida de que las nuevas generaciones cambiarán el paradigma, pues se les han inculcado valores diferentes en un sistema educativo -en cierta parte- evolucionado, y desde muchas instituciones se les impulsa a identificar y desarrollar sus cualidades emprendedoras, mostrándoles que existen muchos más caminos que los tradicionales y, además, desde la igualdad total. Las familias actuales contamos con mucha más información, herramientas y experiencias erróneas del pasado para contribuir también a ello: ya no se educa desde el miedo ante la adversidad y buscando la seguridad, sino desde la libertad, y creo que esto influye.

Reto 4: ¿Cómo motivarías a las futuras generaciones a emprender? ¿Qué propones o qué echas de menos por parte del modelo de educación y emprendimiento para fomentar el ecosistema de startups de Bizkaia?

Sé que en Bizkaia cada vez existen más instituciones que apoyan y trabajan por potenciar el emprendimiento y hacer crecer el número de proyectos innovadores que nazcan y crezcan aquí, así como multitud de herramientas que sirven para conectar, crear, sinergias y formar para poder sacarlos adelante de forma adecuada, por lo que diría que seguir en esta línea, expandiendo más estos centros y servicios tanto a nivel público como privado, e implementar mecanismos de identificación y desarrollo de la “semilla emprendedora” desde los colegios (fomentar la creatividad, el trabajo en equipo, la resolución de retos y creación de proyectos en clase); aunque soy consciente que en esto se ha avanzado mucho y se sigue trabajando día a día en ello.