Bizkaiko Foru Aldundia | Diputación Foral de Bizkaia

Euskooters, una alternativa sostenible para la movilidad en Euskadi

En Crowdfunding Bizkaia llevamos unos meses trabajando con Leticia y Kike, de Euskooters. Este equipo junto con su socio Antxon han estado desarrollando una alternativa de movilidad sostenible urbana e interurbana mediante patinetes eléctricos. El equipo ha trabajado duramente, llegando a ser finalista en el B-Venture celebrado en octubre de este mismo año, y trabajando en construir una red de patinetes cada vez más amplia. Hemos hecho una prueba de uso con ellos, y gracias a su app, hemos aprendido sobre la villa mientras que nos hemos dado un paseo por el bidegorri de Uribitarte. Nos hemos reunido para realizar esta breve entrevista y dar a conocer este proyecto de movilidad entre nuestra red de emprendimiento, inversores y colaboradores.

No te pierdas la oportunidad de conocer el proyecto de primera mano en la siguiente sesión de #Dealflow el martes 22 de noviembre a las 17h. 

Leticia, Kike, conocemos este tipo de servicios de otras ciudades, pero ¿cómo os surgió la idea de hacerlo vosotros?

Dos de nosotros vivimos en Madrid durante cinco años y sufrimos los eternos atascos diarios para ir a trabajar y la boina de humo que se formaba a menudo en la capital, por no hablar de la contaminación acústica incluso por la noche. Ya que la situación era cada vez más alarmante, el Ayuntamiento de Madrid optó por permitir el alquiler compartido de patinetes como solución de descarbonización urbana, el primero a nivel estatal. Este nuevo sistema nos llamó mucho la atención y lo vivimos muy de cerca, conociendo de primera mano cómo implementó el servicio uno de los grandes del sector (pionero internacionalmente). Nos pareció tan práctico poder desplazarnos con este tipo de vehículos y nos resultó tan atractivo, que rápidamente lo adoptamos como solución diaria de movilidad, y parte de nuestros planes de ocio los fines de semana. Hay tramos que no te planteas o no tienes tiempo suficiente para hacer andando. A veces, coger el coche conlleva muy poca practicidad, pérdida de tiempo y un elevado coste (cada vez más), y el transporte público en ocasiones no llega a puntos concretos de destino, o no puede abastecer la demanda o adaptarse a ciertos horarios, así que vimos la solución alternativa y complementaria perfecta para distancias medias.

A su vez, vimos la gran utilidad y potencial que el servicio podría tener en muchas ciudades y municipios, en concreto en Euskadi, nuestro territorio de origen. En Euskadi, además existe una gran tradición ciclista y, por tanto, las infraestructuras están mucho más adaptadas que en ciudades como Madrid o Barcelona, ya que unen incluso diferentes municipios y comarcas.

Nuestra visión en aquel momento fue la posible implementación del servicio pero con un planteamiento diferente, ya que no estábamos de acuerdo con la forma caótica en la que se ofrecía el servicio: patinetes aparcados en cualquier parte, tirados en las aceras, los propios usuarios obtenían descuentos si se los llevaban para cargar la batería a sus casas (lo cual generaba mucho vandalismo y, por tanto, los patinetes que estas empresas adquirían se convertían en vehículos de usar y tirar, lejos, por tanto, de configurarse como un negocio sostenible ni para sus inversores ni para sus clientes, etc.). Por ello, pensamos: es perfecto para Bilbao (ya que para empezar elegimos, cómo no, nuestra ciudad) pero debemos plantearlo de una forma ordenada y controlada, con una flota adaptada a la demografía, orografía y restricciones en cuanto al uso del espacio público del Ayuntamiento. Y es que por ejemplo, aquí la acera está exclusivamente reservada para el peatón, y por ello vimos claro el desarrollo conjunto con la Administración, para construir una solución y alternativa real de movilidad sostenible, sirviendo de unión asimismo entre diferentes municipios, y no limitándonos únicamente al centro urbano. Así surgió Euskooters.

Los dos socios que residíamos en Madrid. Leticia y Kike, dejamos todo allí y volvimos a nuestro Bilbao natal para poner en marcha el proyecto en enero de 2019.

¿Y desde 2019, qué avances e hitos destacaríais?

Ese año diseñamos la propuesta de valor inicialmente -a nivel software y hardware- para esta capital, y lanzamos la primera prueba piloto en el municipio de Getxo en el mes de septiembre del mismo año. Este piloto sirvió para validar el servicio. Siempre tuvimos en mente la extensión de la red de movilidad sostenible a la conexión de municipios, para lo que desarrollamos una segunda prueba piloto en 2020 -en plena pandemia- uniendo Getxo, Berango y Sopela. Empezamos con 15 puntos de alquiler y estacionamiento en lugares estratégicos del municipio y acabando con 34. Durante el piloto fuimos extendiendo el mapa de circulación permitido, en función de los mapas de calor extraídos de la app y necesidades reales de movilidad, el contraste con usuarios y el seguimiento que realizamos con los concejales y técnicos implicados en el proyecto.

La experiencia piloto en ambas pruebas fue un éxito, consiguiendo más usuarios en los primeros 4 meses, que el sistema de bici municipal (el cual funcionaba con un sistema de abono anual muy asequible), y con una recurrencia de uso superior al 56%.

En el último año hemos ampliado nuestra flota de patinetes y hemos desarrollado acción comercial para validar el modelo en el estadio de crecimiento y madurez.

En la actualidad estamos operando a través de 6 hoteles, 5 en Bilbao (Radisson, Meliá, Ilunion San Mamés e Ilunion Bilbao y NH Gran Via Collection) y uno en Getxo, el Hotel Embarcadero, además de colaborar con otros establecimientos turísticos. Otro de nuestros acuerdos clave en relación con el ámbito turístico es con agencias turísticas a través de Bilbao Turismo, con quien hemos trabajado en soluciones de movilidad para grupos medianos y grandes, ofreciendo al turista una experiencia diferente para descubrir la ciudad.

Además, estamos ofreciendo nuestro servicio en UPV Leioa como lanzadera ecológica entre las paradas de metro y bus de Leioa (intentando fomentar así el uso del transporte público y complementarlo) y la Universidad, contando con 2 puntos de alquiler/estacionamiento en el municipio de Leioa y otras 6 paradas distribuidas en el campus (en las principales facultades y puntos clave para los estudiantes y profesionales). Hay paradas de estacionamiento preestablecidas porque, como adelantábamos, nuestro servicio se basa en un sistema controlado y ordenado, a diferencia de la competencia. En el sector privado también estamos planteando proyectos a modo de lanzadera ecológica similares a este.

Por otra parte, y esta es otra de las líneas de negocio que nos gustaría desarrollar, fuimos contratados por el área de Turismo del Ayuntamiento de Barakaldo para que los asistentes a la Bienal Máquina Herramienta 2022 celebrada en el BEC pudieran conocer los principales lugares de interés de Barakaldo. Nos parece muy interesante poder estar presentes como servicio de movilidad y a la vez como solución que potencie el turismo de cada lugar en eventos y congresos puntuales.

Vemos que el tipo de relación con los clientes es diferencia, ¿podríais destacar los puntos en los que os diferenciáis de la competencia?

Analizando la normativa local, que es una de las principales barreras de entrada, ideamos diferentes formas de poder hacer uso de la infraestructura respetando la normativa vigente general y la de cada municipio en el que pretendíamos operar. Como decíamos, sabíamos que en Bilbao las restricciones para la explotación del suelo y la utilización del espacio público son mucho más restrictivas que en otros lugares, por lo que a la hora de configurar el software y plantear el servicio tuvimos esto muy presente. Creemos firmemente -desde que surgió la idea- que para ofrecer un servicio seguro y de calidad era necesario concienciar sobre un uso diligente del servicio respetando la normativa aplicable, e implementarlo en línea con la existencia de infraestructuras adecuadas en cada zona, siempre de la mano de la administración-, por lo que esa visión más limitativa no supuso un freno para nosotros. Sabíamos que la implementación real iría más lenta que lo que habíamos visto en otras ciudades, pero a cambio de ofrecer un buen servicio y largo plazo, conectando municipios y no solo invadiendo de patinetes la vía pública de los centros urbanos.

Por eso nos  diferencia nuestro software como plataforma turística y herramienta de concienciación para utilizar las vías amables, y nuestro modelo de negocio basado en un alquiler compartido ordenado y controlado, u ser un valor añadido para el espacio público, y no un perjuicio.

Con el fin de construir un servicio seguro y de calidad para el usuario, solo operamos en lugares donde existen las vías adecuadas para circular, o lo planteamos junto con la administración conforme a la transformación proyectada del espacio público (implementación de ZBE, extensión de red de bidegorris urbanos e interubanos, adaptación de calzadas urbanas a 30km/h, conexiones con zonas aisladas, etc.). Acompañamos a la entidad contratante estableciendo conjuntamente los puntos de alquiler y estacionamiento en zonas clave, contando la app además con un algoritmo que indica las vías más amables por las que circular; no solo nos interesan los centros urbanos y ciudades grandes, sino conectar municipios pequeños y zonas con necesidades de movilidad (ejemplos: prueba piloto Getxo-Berango-Sopela en 2020 y lanzadera ecológica de Leioa a la Universidad en 2022). Esto ha supuesto que la implementación del servicio haya sido más lenta que en el caso de otras empresas que han invadido centros urbanos de patinetes, pero para nosotros supone construir y avanzar sobre seguro y generar relaciones a largo plazo, como también tiene que serlo el servicio.

Por otro lado, detectamos que en Euskadi -y ocurre en muchos otros territorios- era estrictamente necesario ofrecer una solución de movilidad durante las estancias turísticas a sus visitantes (que, a pesar de que va aumentando con los años, la media de duración de dichas estancias es corta para todo lo que el territorio ofrece). El fin es abarcar más visitas a lugares de interés en menos tiempo, y poder así disfrutar de otras actividades de ocio, y del comercio y gastronomía locales. Todo ello, sin que los desplazamientos supongan más contaminación para un entorno natural privilegiado. Además, consideramos nuestro software como una oportunidad para servir de escaparate de lo relevante de cada lugar. Siempre decimos que nuestro servicio se configuró ad hoc para Euskadi.

Y como datos novedosos, sobre el piloto que habéis puesto en marcha con la UPV/EHU y el Ayuntamiento de Leioa, ¿qué tal está fusionando? ¿tenéis conclusiones o resultados?

Está funcionando bien, incluso hemos detectado que la gente los utiliza para moverse por el municipio, debido a su extensión, e incluso quiere utilizarlos para desplazarse a los limítrofes. Esto deducimos que se debe a que, para muchos usuarios, es ya muy natural alquilarlos, dos años después siguen con la app descargada por las pruebas piloto que realizamos y conocen perfectamente el servicio. Gracias a ellos fuimos detectando nuevas necesidades de movilidad y puntos clave donde ubicar patinetes y ahora de nuevo trasladan necesitan moverse entre municipios a diario a través de una solución como la nuestra. Muchos nos preguntan que cuándo estaremos presentes en sus respectivos municipios, y les animamos a que lo soliciten a sus Ayuntamientos (esto nos ha pasado también para territorios de las tres provincias).

Pronto lanzaréis una nueva ronda de inversión, ¿qué etapa queréis cubrir con la financiación que esperáis obtener?

Para continuar con el crecimiento y expansión de Euskooters, necesitamos potenciar nuestro software, incorporando a un desarrollador en el equipo que nos ayude a seguir creando barreras frente a la competencia. Queremos que nuestra aplicación de movilidad sea aún más diferencial en el aspecto turístico, convirtiéndose en una experiencia en sí tanto al utilizarla como al conocer las ciudades y municipios en patinete eléctrico, sirviendo también como herramienta de concienciación y orden. Además, también necesitaremos contratar a personal operativo para que podamos seguir ofreciendo nuestro servicio ordenado y controlado en cada vez más lugares, empezando por extenderlo en Euskadi. Por último, clave en este momento, invertiremos también en potenciar el equipo de ventas para poder multiplicarlas y cumplir con nuestra hoja de ruta, consiguiendo estar presentes en la mayor cantidad de municipios posibles y captando a más clientes tanto en el sector público como privado.