Bizkaiko Foru Aldundia | Diputación Foral de Bizkaia

¿Qué es el crowlending?

Una de las principales consecuencias de la crisis financiera ha sido la dificultad con la que se encuentran las nuevas empresas a la hora de encontrar una financiación, asequible y segura, con la que poner en marcha su proyecto. Como suele ser habitual, para hacer frente a las dificultades siempre se agudiza el ingenio y de esta necesidad surge el crowlending o crowdlending.

Aunque el crowlending guarda ciertos parecidos con el crowdequity, y el crowdfunding, son términos que no se deben confundir. Y para ello vamos a empezar por definir en qué consiste el crowlending, un método de financiación que, en estos últimos años, está dando muy buenos resultados a las empresas.

Qué es el crowlending

Cuando, debido a la crisis, los bancos empezaron a poner importantes trabas a financiar nuevos proyectos en los que hubiese cierto factor de riesgo, surgió el crowlending, un método de financiación que se basa en préstamos que una empresa recibe tanto de inversores profesionales, como de inversores privados o instituciones.

A través generalmente de una plataforma online, los agentes interesados invierten un capital en la nueva empresa y a cambio reciben lo invertido más un interés negociado por ambas partes. Este sistema de financiación consigue que todas las partes salgan ganando.

¿Cómo funciona el crowlending?

El crowlending es, por tanto, un método de financiación colectiva a través del cual pequeños inversores prestan su dinero a una empresa con el objetivo final de recuperar en el futuro esa inversión más el pago de unos intereses.

Una de las grandes ventajas del crowlending es que consigue reducir los costes, si se comparan con los préstamos bancarios. Esto es debido a que los tipos de interés son menores, con lo que la empresa puede aumentar los ahorros e invertirlos en las mejoras que crea necesarias.

Pero el crowlending no solo beneficia a la empresa, ya que los inversores se benefician de poder obtener un tipo de interés más alto que el que pueden aportar otras modalidades de inversión. Además, la existencia de un numero de inversores elevado implica un menor riesgo para ellos.

Aunque de modo general estamos hablando de financiación a empresas, dentro del crowlending podemos encontrar dos tipos de actividad, ya que también existe la opción de prestar el dinero a otra persona:

  • Peer to Peer lending (P2P): el inversor presta el dinero a otra persona, un préstamo de persona a persona, usado generalmente para reformar la casa, comprar un coche o pagar los estudios, por poner algunos ejemplos.
  • Peer to Business lending (P2B) o Peer to Company lending (P2C): en este caso el préstamo está dirigido a una empresa o compañía, ya sea para poner en marcha el proyecto, dotarla de liquidez o hacer frente a una fase de internacionalización.

Tanto el crowdlending como el crowdequity son modalidades de crowdfunding, diferentes formas de obtener financiación colectiva. En el caso del crowlending, la financiación consiste en un préstamo que es devuelto con intereses, mientras que en el crowdequity el inversor pasa a participar en los beneficios del proyecto, como sucede en los que forman parte de la plataforma de Crowdfunding Bizkaia.

Construyendo día a día nuestro propio ecosistema; en Bizkaia creemos, creamos y crecemos. Conoce Crowdfunding Bizkaia e invierte aquí.