Bizkaiko Foru Aldundia | Diputación Foral de Bizkaia

Los errores más habituales al diversificar tu cartera

Ya hemos hablado de cómo diversificar tus inversiones para obtener mayor rentabilidad reduciendo riesgos. Básicamente se trata de “no poner todos los huevos en la misma cesta”, pero es importante hacerlo bien y evitar caer en algunos errores para reducir, en la medida de lo posible, los riesgos que tiene invertir.

Lo primero que hay que determinar a la hora de invertir son dos factores que resultan clave. Por un lado está el perfil de riesgo que se quiere asumir, que puede ser moderado, dinámico, decidido o arriesgado, y por otro el objetivo temporal de la inversión: corto plazo (menos de un año), medio plazo (entre 2 y 5 años), o largo plazo (más de 5 años).

4 errores que deberías evitar al diversificar tu cartera

Los principales errores al diversificar inversiones que hay que evitar son los siguientes:

Concentración sectorial

Puede parecer una buena idea invertir en un sector que conocemos, o en empresas tecnológicas, como Google, Amazon, Facebook o Apple. Las empresas, ya sean las citadas u otras como las del sector automovilístico, no están libres de sufrir algún tipo de problema, como ha sido la burbuja de las puntocom, en el caso de las tecnológicas, o una mala noticia referente a las de automoción. Diferentes acontecimientos les pueden afectar en mayor o menor medida, y pueden incluso provocar su quiebra.

La solución es invertir en diferentes sectores y contar con empresas de ámbitos distintos. Las grandes corporaciones que ya están consolidadas suelen tener un buen comportamiento, pero en una cartera bien diversificada habrá momentos en que sean otro tipo de empresas las que aporten los mejores resultados.

Concentración geográfica

Al igual que sucede al elegir el sector, se suele tender a invertir en los más cercano, lo que resulta más familiar. Por ejemplo, aunque invertir en acciones de empresas del Ibex 35 es mejor que hacerlo solo en un sector, centrarlo todo en un país es otro de los errores que se comete al diversificar las inversiones. Una mala noticia que afecte a España perjudicaría a las acciones del Ibex 35. En este caso, la solución pasaría por repartir la inversión a nivel global, en empresas de todo el mundo.

Activos muy correlacionados

La correlación hace referencia a la relación que puede haber entre los diferentes activos que forman la cartera, si todos ellos se comportan de la misma forma subiendo o bajando al mismo tiempo. Unos activos con una correlación muy alta harán que la cartera de inversión se resienta ante una noticia que les afecte negativamente.

Hay distintas formas de reducir la correlación: invertir en renta fija y renta variable, o combinar inversión en empresas cíclicas, que son las que mejor funcionan en los buenos ciclos económicos, con anticíclicas, aquellas a las que no les afectan tanto estos ciclos. En cualquier caso, las correlaciones no son estáticas y van cambiando con el tiempo, por lo que no hay que basarse en datos obtenidos en el pasado.

Sobrediversificación

Hemos estado viendo que la diversificación ayuda a proteger la inversión, pero hacerlo en exceso también es un error. Hay diferentes estudios sobre este punto, que difieren en el número recomendado de empresas, pero a modo de resumen puede decirse que a partir de 30 empresas el riesgo no se reduce significativamente. Además, tener una cartera de inversión con demasiados activos tiene unas desventajas muy claras:

  • Los costes de compra-venta, así como de mantenimiento, pueden dispararse.
  • Implica un mayor tiempo de gestión.
  • Puede afectar a la rentabilidad de forma negativa, mitigando las pérdidas pero también las ganancias.

Crowdfunding y diversificación

El crowdfunding es otra opción de inversión que ayuda a conseguir una cartera bien diversificada, como la plataforma Crowdfunding Bizkaia. Además de contar con el apoyo de una Administración Pública, su transparencia y el análisis riguroso al que someten a todos los proyectos que lanzan, la convierten en una opción que todo inversor debe tener en cuenta para conseguir una cartera bien diversificada y reducir el riesgo de la inversión.

Para conseguir una cartera de inversión bien diversificada, evitando los errores que hemos comentado, se puede destinar una parte del capital a proyectos de crowdfunding y el resto a otro tipo de activos (como pueden ser los de renta fija o variable, por ejemplo).

También se puede conseguir una buena diversificación invirtiendo en proyectos de crowdfunding de sectores muy diferentes, pudiendo invertir bien en proyectos de impacto social, o en otro tipo de startups. En el caso concreto de Crowdfunding Bizkaia hemos lanzado proyectos como:

  • Elur: creadores de un dispositivo de rescate en montaña y avalanchas.
  • Fisify: una alternativa a la fisioterapia tradicional a través de la tecnología.
  • FisioCampus: una plataforma de formación especializada en fisioterapia.
  • Fazil: el neobanco de las nuevas generaciones.
  • Osteophoenix: desarrollo de nuevos sistemas y procedimientos de regeneración de órganos y tejidos.
  • NahiArte by FormArte: proyecto de impacto social que trata de conseguir que las personas con discapacidad, psíquica y/o intelectual, desplieguen su potencia creadora y logren su desarrollo personal y profesional.
  • WATS: otro proyecto de impacto social que tiene como objetivo erradicar la violencia en el deporte a través de la formación.

Construyendo día a día nuestro propio ecosistema; en Bizkaia creemos, creamos y crecemos. Conoce Crowdfunding Bizkaia e invierte aquí.